Islay enseña, el Perú aprende

lucha 104Islay enseña al Perú dos cosas importantes:

Una de ellas es que la minería a cielo abierto mata la agricultura y la ganadería, pues envenena el agua y la inutiliza.

La otra es que el camino para la solución de los requerimientos populares no son las mesas de concertación, que el gobierno, sirviente de las grandes empresas, las usa como mecedoras, donde pasan meses sin resolverse los problemas; tampoco son las elecciones, pues ellas están bien amarradas por los sirvientes del gran capital que harán que el próximo gobierno esté en manos de otro u otra de sus fieles sirvientes que continuará favoreciendo a las grandes empresas depredadoras de la naturaleza y opresoras de nuestro pueblo.

La última encuesta, a pesar de estar hecha por una empresa capitalista y sólo en medio urbano, muestra que el 68% de la población urbana peruana, está por la suspensión indefinida o por la cancelación del proyecto Tía María. En un mes pasó de 51% a 59% el porcentaje de peruanos que da la razón a los pobladores de Islay quienes señalan que la minería mata la agricultura y la ganadería.

Hemos visto la solidaridad de departamentos del sur y del norte con la lucha de Islay a pesar de la fuerte represión gubernamental contra la solidaridad, inclusive en Lima.

Se han escuchado muchas voces contra la depredación minera. La población aymara de Puno mostró su voluntad de lucha antiminera.

En Espinar, Cusco hubo una reunión antiminera de provincias altas del Cusco y Apurímac, donde también estuvo presente una compañera Cañari de Lambayeque.

La lección de que la lucha colectiva es el camino, también se esparce, como vimos en la huelga de los obreros mineros en la que se vio el asesinato de un obrero minero que con sus compañeros reclamaba porque la empresa despedía a los trabajadores permanentes tomando contratados con un salario miserable Con esto quedó desmentido el cuento de que la minería da buen trabajo a muchos.

La solidaridad con Islay trasciende las fronteras de país. En Suecia hubo movilización y parlamentarios suecos también se manifiestan. En página interior publicamos una denuncia desde México, país sede de la empresa depredadora.

Gracias Islay por educarnos derramando tu sangre.

Escribe un comentario

Puede usar HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>