Continúa la lucha del Valle del Tambo

lucha 104En el número anterior informamos ampliamente sobre las causas de la protesta de los agricultores del Valle del Tambo y la negativa historia de la empresa minera Suthern. El paro contra el proyecto minero Tía María sobrepasó los 2 meses. En ese transcurso sucedieron varias cosas que nos demostraron que las empresas transnacionales gobiernan al país, manipulando al gobierno de turno, a la policía, al ejército y a los medios de comunicación. También nos demostraron que un pueblo unido puede resistir todos los abusos imaginables y despertar la solidaridad nacional e internacional.

Disparos y fotos montadas

El 22 de abril de 2015 se realizó un paro regional en Arequipa, en respaldo a la lucha de Islay. Ese día la represión policial asesinó a Victoriano Huayna Nina, de 61 años, de un balazo, dejando otros heridos. Días después, periodistas de Mollendo difundieron un video en el que se veía a un grupo de policías “sembrando” un arma al agricultor Antonio Coasaca, mientras un periodista del grupo del Comercio le tomaba una foto, la misma que fue publicada en el diario Correo como prueba de la “violencia” de los manifestantes. Ante la evidencia del video, Coasaca fue liberado y el escándalo dejó ver cómo se maneja la policía y la prensa en el país.
El 5 de mayo, la policía asesinó al trabajador de Construcción Civil, Henry Checlla Chura en Mollendo, capital de la provincia de Islay. El 8 de mayo, medios como El Comercio y Canal N, informaron de la quema de un bus en la carretera de Matarani, acusando a los manifestantes, pero según testimonios de gente de la zona la carretera estaba cerrada por la presencia policial, entonces ¿cómo fue que una docena de personas encapuchadas pudiera quemar un bus, que además estaba vacío, y justamente ahí de manera tan precisa estaba un fotógrafo del grupo Comercio para hacer “la foto”? El responsable de la empresa de Transportes Del Carpio, ha informado que el bus fue sacado sin autorización de la empresa y bajo responsabilidad personal. ¿Será un hecho preparado para justificar la declaración del estado de emergencia?
Producto de nuevos enfrentamientos, el 9 de mayo falleció el policía Alberto Henry Vásquez Durand, brigadier PNP, con fractura de cráneo por los golpes que recibió de un grupo de manifestantes.

Tácticas de resistencia vs tácticas de hostigamiento

En Islay, durante esta larga protesta, los manifestantes supieron organizarse para defenderse de la agresión policial. Grupos denominados “espartambos” se enfrentaban a la policía portando escudos de madera, mientras sus compañeros lanzaban piedras con waraq’as desde más atrás; la policía comenzó a ingresar a las viviendas, patear las ollas comunes y agredir a las madres y niños. Precisamente, las mujeres mostraron una participación activa, organizando las ollas comunes peor también la resistencia y la misma lucha. En los varios años que dura esta resistencia, las mujeres han sido las protagonistas anónimas, impulsando y fiscalizando a sus dirigentes “para que no flaqueen”. Como en toda gran lucha, su presencia y actitud han sido determinantes para que este heroico pueblo no se dobblegado.
Por pedido de la Contraloría General de la República, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), a través de la Dirección General de Endeudamiento y Tesoro Público, ha dispuesto el bloqueo de las operaciones en las cuentas bancarias de la Municipalidad Provincial de Islay y de los municipios distritales de Punta de Bombón, Dean Valdivia y Cocachacra (región Arequipa).
Dicen que el congelamiento de las cuentas obedece a las denuncias que recibieron sobre el uso inadecuado de recursos ciudadanos en el proceso de huelga contra el proyecto Tía María, que aparentemente estarían siendo financiados por dichos municipios. Se trata de una represalia -similar a lo que pasó en Espinar el 2012- contra las autoridades que respaldan la lucha de su pueblo.
Finalmente, tras difundirse unos audios sobre una supuesta negociación entre un abogado de la minera y el dirigente Pepejulio Gutiérrez, en las que le ofrecían un millón de soles para que suspendiera el paro y este aceptaba, el dirigente fue detenido en Cocachacra sin oponer resistencia. Lo curioso del caso es que no se ha detenido ni siquiera investigado al otro implicado en el acto delictivo, quien afirmó haberlo hecho a nombre de Southern. Esta detención pretendía debilitar la lucha, sin lograrlo, pues la gente del Valle del Tambo saben que aunque un dirigente traicione, ellos seguirán defendiendo su territorio y la actividad agrícola.

Estado de emergencia

Entre el 12 y el 14 de mayo se realizó un nuevo paro regional en Arequipa. En varias localidades del país esos días se realizaron marchas, plantones y otras actividades en respaldo a la lucha de Islay, también se realizaron actos en otros países.
El 15 de mayo, el presidente Ollanta Humala dio un discurso a la nación, el que se hiso demorar varias horas y en el que finalmente dejó la solución del conflicto en manos de la Southern, claudicando su autoridad como gobierno. La empresa anunció una pausa de sus actividades durante 60 días y el gobierno decretó Estado de Emergencia en la provincia de Islay, enviando a esa zona al ejército.
Los enfrentamientos continuaron y el 22 de mayo, Ramón Colque Vilca fue asesinado por un disparo frontal de la policía. Brotaron más heridos y la represión ingresó a detener a los “espartambos” buscándolos casa por casa, de forma totalmente violenta, agrediendo a mujeres, ancianos y niños. La prensa local también fue hostigada y muchos tuvieron que huir a Arequipa.
El gobierno quiere imponer el proyecto a toda costa, la población exige que sea cancelado. El diálogo está roto por el momento.

La lucha se vuelve nacional

Mientras tanto, una reunión en Arequipa decretó un paro macro regional para los días 27 y 28 de mayo. Ante esa noticia, el gobierno envió al ejército a 8 regiones del país, lo que es una violación del Estado de Derecho, pues en estas regiones ni siquiera había decretado Estado de Emergencia. Llegado los días, la paralización fue fuerte en Arequipa, Moquegua y Puno; también hubo grandes movilizaciones en Ayacucho, Apurimac y Cajamaarca; en Cusco la dirigencia sindical regional realizó una movilización sólo el día 28, pero estudiantes y otras organizaciones realizaron acciones el día anterior. El día 28 una nueva y masiva movilización recorrió Lima en solidaridad con Islay y en rechazo a la Southern, allí también fueron reprimidos brutalmente y la policía detvo a más de 40 manifestantes, que fueron liberados los días siguientes, ante la persistente protesta de sus compañeros.
Actos en solidaridad al Valle del Tambo se realizaron también en Iquitos, Chimbote, Quillabamba y otras localidades peruanas, incluso en países como Argentina, Suecia y Alemania. Mientras en Islay las fuerzas policiales y militares prohibieron cualquier acto público o reunión, todos los medios locales han sido silenciados y muchos jóvenes duermen en los cerros para evitar ser arrestados. Las familias optaron por manifestar su protesta colocando velas en las puertas de sus viviendas, todas las noches.
Southern ha anunciado que ampliaría el tiempo de suspensión de sus actividades hasta que se calmen las cosas, esperando convencer a la población con regalitos y esperando que con las masivas detenciones ya no haya ánimos de protesta. El gobierno utilizó una “cortina de humo” los días del paro macroregional, cuando fue capturado en Bolivia un corrupto colaborador de Humala. Las organizaciones populares vienen coordinando un paro nacional en rechazo al proyecto Tía María.

Escribe un comentario

Puede usar HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>