Acuerdos de I Asamblea de pueblos originarios de Cajamarca

suecas200 autoridades consuetudinarias, representantes de rondas campesinas, comunidades campesinas y comunidades nativas de Cajamarca, se reunieron en el auditorio del Instituto Superior Pedagógico “Nuestra Señora de Chota”, Provincia de Chota (Cajamarca), los días 27 y 28 de diciembre del 2014, en la I Asamblea Regional de Pueblos originarios, rondas campesinas, comunidades campesinas y comunidades nativas de Cajamarca. Culminado el encuentro dieron a conocer sus conclusiones y acuerdos en los que manifiestan:
“Nos reafirmamos como pueblos originarios, descendientes de los pueblos que existían desde antes de la invasión europea, como los awajún; caxamarcas, huambos, bracamoros o pacamuros, acuntas, coremarcas, llaucas, cutervos, chachapoyas, nehipes, tomependas, mandingas, cañares; que hemos resistido a lo largo de la historia y que actualmente mantenemos nuestra identidad y tenemos nuestras propias instituciones y autoridades políticas; instituciones económicas como la reciprocidad, minga, trueque; nuestros idiomas, y que actualmente nos encontramos organizados como rondas campesinas, comunidades campesinas y comunidades nativas.”
“Nos reafirmamos en la cosmovisión que compartimos todos los pueblos originarios, que somos parte y debemos respetar y proteger la “Mama Pacha” o Madre Tierra y Mama Yaku o Madre Agua, y los Apus sagrados. Nuestra visión del Buen vivir se da en armonía de la Madre Naturaleza, lo que nos lleva a proteger y defender las lagunas, ríos, manantiales; páramos, bosques secos y de neblina; la flora y fauna, áreas verdes y todos los bienes de la Madre Naturaleza.”
Reafirmando la decisión de mantener su identidad y ejercer sus derechos como pueblos originarios o indígenas, decidieron la “reconstitución de nuestros territorios ancestrales de forma integral como pueblos … Incluso donde hay propiedad familiar de la tierra, nos reafirmamos en nuestra identidad y autoridad colectiva del territorio.”
También decidieron mejorar la formación y capacitación, y promover la participación de mujeres y jóvenes en las organizaciones, combatir el machismo y toda forma de violencia y discriminación. Planteando una nueva forma de relación con el Estado y todos los niveles de gobierno; “Nos constituimos como Asamblea de los pueblos originarios, rondas campesinas, comunidades campesinas y nativas de Cajamarca”, planteando como horizonte la constitución de un Estado Plurinacional.
También manifestaron demandas al Gobierno central, regional y local, exigiendo el respeto y la aplicación efectiva de nuestros derechos, ya reconocidos en la Constitución y el Convenio 169 de la OIT. Anuncian acciones de control y fiscalización, exigiendo que el Estado respete la integridad territorial y el consentimiento de los pueblos. Denuncian y rechazan la persecución de autoridades y miembros de pueblos originarios, pidiendo que el Estado cumpla con la medida cautelar otorgada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para proteger la vida e integridad de los 46 líderes y lideresas de comunidades y rondas campesinas, la familia Chaupe, el comunicador César Estrada, en riesgo por oponerse al megaproyecto minero Conga.
Plantean una relación de coordinación con participación y fiscalización del Gobierno regional y locales; exigen tener representación en el Consejo de Coordinación Regional, planteando la creación de una Gerencia de Pueblos Originarios, rondas campesinas, comunidades campesinas y nativas.
También le exigen garantizar y llevar a cabo la coordinación, consulta y participación permanente; Establecer una Política Pública regional sobre derechos de pueblos originarios; Llevar a cabo una consulta para la elaboración de un Diagnóstico y Plan Regional de Desarrollo y Buen Vivir; Implementar una política y programas de fortalecimiento organizativo, formación y capacitación a todo nivel, como Escuelas de pueblos originarios; Fortalecer las funciones jurisdiccionales de los pueblos; Establecer un área de promoción y defensa jurídica de los derechos de pueblos; Coordinar al interior del Gobierno Regional con las diferentes gerencias, oficinas y servicios que brinda, para impulsar y transversalizar los derechos de los pueblos en la región.
Que dé prioridad y garantice el saneamiento físico y legal de los territorios de pueblos originarios, comunidades campesinas y nativas; adopte una política pública regional consultada sobre la identidad, diversidad cultural y multilinguismo; “respete nuestras formas de vida, desarrollo y buen vivir”. Demandando la participación de los pueblos originarios en el “presupuesto participativo” y que el Gobierno Regional separe un presupuesto específico para la implementación del Plan de Desarrollo y Buen Vivir de los pueblos. Proponen que declare a Cajamarca como “Región Verde”, la realización de un Diagnóstico de pasivos ambientales, el mejoramiento y control de los servicios públicos de salud, educación y otros, que considere como proveedores a organizaciones productivas de pueblos originarios, y que asuma estos planteamientos como suyos.

Escribe un comentario

Puede usar HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>