Lucha Indígena

LLAPA RUNAQ HATARiYNiN

URUGUAY: PUEBLADA CONTRA LA MINERÍA A CIELO ABIERTO Y LOS PUERTOS MADEREROS

Multitudinaria movilización contra el proyecto celulósico, forestal y minero de José Mujica

Una particular y multitudinaria movilización se realizó el pasado viernes en Montevideo (capital de Uruguay) protagonizada por trabajadores y pequeños productores “en defensa de la tierra y de nuestros recursos naturales”. La pueblada se organizó en el interior del país, donde varios departamentos están siendo asolados por el monocultivo forestal para la industria celulósica, perjudicando los privilegiados suelos de este pequeño país sudamericano cuya economía históricamente se basó en la agricultura y la ganadería. A esto se suma ahora la instalación de una mega minera metálica a cielo abierto en el centro del país y los proyectos para construir puertos madereros en la costa atlántica.

Vecinos de Treinta y Tres, Florida, Rocha, Maldonado, Canelones, Lavalleja, Río Negro, Cerro Largo, Montevideo, Colonia y Soriano, se concentraron pasado el mediodía del viernes 13 de mayo para luego marchar hasta el Palacio Legislativo, reclamando al gobierno la inmediata detención de estos proyectos que ponen en riesgo el futuro mismo de esa nación. Una caballada de más de cien potros, con jinetes portando la bandera nacional y la artiguista provenientes de los más diversos rincones del país y cuatro cuadras de automóviles, camiones, ómnibus, motos y hasta bicicletas; recorrieron las calles montevideanas hasta llegar al Palacio Legislativo donde se leyó una proclama en la que se denunció al gobierno de José Mujica por «pretende dar un paso más hacia el vacío con la introducción de la minería metálica a cielo abierto en gran escala, una de las actividades extractivas más contaminantes e insostenibles del planeta, así como destructora de los valores y las culturas productivas de las comunidades que se verían desplazadas por estos proyectos ».

La actividad fue convocada por organizaciones sociales y sindicales como los cañeros de Bella Unión, el grupo de vecinos de Valentines que se opone al proyecto de la minera Aratirí; el grupo de vecinos de La Paloma que se opone a la construcción de un puerto en ese balneario oceánico; los vecinos de La Aguada y Cabo Polonio, que rechazan el puerto maderero en la costa de Rocha; vecinos de Río Negro que protestan por las condiciones sociales y laborales en que quedó Fray Bentos, tras la construcción de la planta de Botnia, hoy UPM; organizaciones de lucha por la tierra, el medio ambiente y los recursos naturales; y apoyada por varias agrupaciones sindicales y políticas del país.

Los cañeros de Bella Unión denunciaron nuevamente la situación en que este gobierno dejó al colono Ney Thedy, que fue desalojado del campo que explotaba en el mes de abril, por atrasarse en los pagos al Instituto Nacional de Colonización. También reclaman tierras para los trabajadores de la caña.

Al llegar al Palacio Legislativo, se realizó un breve acto en el que se leyó la siguiente proclama:

Proclama

Deseamos que hable el pueblo uruguayo que hoy habita esta tierra; como también el que la habitará dentro de 50 años y más.

Para hablar en su nombre nos debemos despojar del absurdo inmediatismo que afecta a esta sociedad ansiosa de una equivocada modernización. Debemos asumir que nuestra Tierra no puede atender a tan caprichosa demanda.

Los futuros habitantes de este sagrado suelo necesitarán riquezas.

No nos referimos solo a la riqueza económica. La felicidad de un pueblo se construye con otro tipo de riquezas: Una democracia real y participativa, una historia nacional aleccionadora, educación, salud, un medio ambiente sano, trabajo digno y sostenible, solidaridad, paz, libertad y justicia social.

 Además de estos tesoros, nuestros bisnietos tienen el derecho a heredar un territorio con sus recursos naturales lo más intactos posible.

Buena parte de su libertad dependerá de ellos, porque, efectivamente necesitarán elegir, como nosotros hoy, qué tipo de país desearán seguir construyendo.

¿Pero de dónde tomarán ellos los recursos naturales para llevar adelante sus proyectos, si los seguimos destruyendo y cediendo a intereses extranjeros y multinacionales? Sería triste que desde el futuro, ellos nos preguntasen: ¿Qué hiciste tú, bisabuelo, mientras destruían nuestros campos, nuestras costas y se llevaban nuestros recursos naturales?

Hemos estado hasta hoy comprometiendo buena parte de los suelos fértiles y los recursos naturales del país, como el agua, en actividades que no solo no cumplen con las expectativas de empleo y bienestar económico prometidos, sino que han permitido la apropiación de grandes extensiones de tierras por empresas multinacionales y ha enajenado aún más la soberanía nacional. Sin hacer una revisión de este proceso, se pretende dar un paso más hacia el vacío con la introducción de la minería metálica a cielo abierto en gran escala, una de las actividades extractivas más contaminantes e insostenibles del planeta, así como destructora de los valores y las culturas productivas de las comunidades que se verían desplazadas por estos proyectos. Se propone implantar en la zona de Cerro Chato y Valentines un complejo de explotación minero que alcanzaría a más de 120.000 hectáreas y obligaría al desplazamiento de miles de personas que vienen trabajando en esos campos por varias generaciones y han mantenido

un modelo productivo que da trabajo sustentable a sus habitantes y aporta a la economía del país.

La explotación minera significa la desviación definitiva de cursos de agua, caminos vecinales y rutas nacionales, y la destrucción irrecuperable del suelo con cráteres de 100 hasta 600 hectáreas de superficie y 300 a 400 metros de profundidad y a su lado quedarán inmensos depósitos de desechos que por decenas hasta cientos de años seguirán contaminando la zona.

Al mismo tiempo, pretenden construir un mineroducto de 212 kilómetros de largo por los departamentos de Durazno, Florida, Treinta y Tres, Lavalleja y Rocha, que atravesaría zonas de gran riqueza natural, socio-cultural, productiva, arqueológica e histórica, para llegar hasta la costa oceánica y, a través de un puerto de gran calado, transportar lo extraído de las minas y exportarlo.

De la misma manera que no se tienen en cuenta las actividades productivas y las poblaciones del campo que serán desplazadas en aquellos departamentos, tampoco se consideran los impactos económicos, sociales y ambientales de un puerto de grandes dimensiones que significa implantar también una actividad incompatible con la forma de vida y de trabajo de la zona costera.

Hoy venimos a protestar también por el injusto desalojo de don Ney Thedy, viejo trabajador cañero y luchador por la tierra de Bella Unión. Thedy había recibido en los años 90 un predio del Instituto Nacional de Colonización y, con la excusa de una pequeña deuda que venía saldando con la venta de sus animales, fue desalojado con un insólito despliegue policial.

Nosotros preguntamos: ¿por qué se desaloja violentamente a un pequeño colono que ha luchado por su tierra para trabajarla y no se actúa de la misma manera con los grandes deudores, ni se tratan con la misma diligencia los mayores problemas de la extranjerización y el mal uso de la tierra en el país?

Esos proyectos son solo un gran negocio para un puñado de inversionistas extranjeros y empresas multinacionales que llevan al empobrecimiento del país, al aumento de la desigualdad y la exclusión social, a la entrega de sus recursos naturales, a la destrucción del medio ambiente y las formas de vida y producción.

 

Por nuestros hijos y nietos, por las próximas generaciones de uruguayos:

- Reclamamos y exigimos el derecho de los productores y sus familias a seguir trabajando su tierra, y exigimos

un pedazo de tierra pa’l que quiera trabajarla.

- No dejemos que se lleven nuestras riquezas por unas migajas y sacrifiquemos nuestra tierra para siempre.

- Preservemos y desarrollemos el potencial turístico del departamento de Rocha.

- Defendamos nuestros bienes comunes; luchemos por un Uruguay natural de verdad! por un Uruguay que

sea artiguista de verdad; luchemos por un Uruguay en que los más infelices sean los más privilegiados.

-A 200 años de la revolución oriental digamos con José Artigas:

“No venderé el rico patrimonio de los orientales al bajo precio de la necesidad”

¡BASTA A LA ENTREGA Y ENAJENACIÓN DE NUESTRA PATRIA!

4 comentarios »

De lucia guerra http://lulykapa
julio 14th, 2011, 6:07 am

busco novio petiso si es posible

De maria gianna http://gianna
julio 14th, 2011, 6:14 am

busco niera queseaespecialista en sacar piojos

De maria gianna http://gianna
julio 14th, 2011, 6:15 am

contesten

De luly http://luly
julio 14th, 2011, 6:18 am

soy hermosa y mimosa yademas soy muuuuuuuuuuuy cariñosa

Deja un comentario

HTML-Tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>