Lucha Indígena

LLAPA RUNAQ HATARiYNiN

Lucha Indígena 43

La Amazonía no se rinde

Lucha Indígena No. 43 PDF

Suplemento: calentamiento Global || Minería – Majaz – policías || La defensa de la vida en Abya Yala

Editorial

Febrero ha estado marcado en el Perú y el mundo por las mal llamadas “tragedias naturales”: Inundaciones, “huaycos”, deslizamientos de cerros por las intensas lluvias arrastrando lodo y piedras. En muchos casos dichos diluvios y aluviones han arrasado pueblos y producido muertes, en muchos más casos han destruido el trabajo agrícola anual, hiriendo gravemente la economía campesina en el Perú.

El sistema de opresión en que vivimos es quien denomina como “naturales” estos desastres, desgraciadamente somos muy pocos los que rechazamos esta mentira oficial, discrepando inclusive con muchos opositores del gobierno y del sistema.

No son desastres “naturales”, son artificiales, provocados por los amos del mundo, por las grandes compañías multinacionales que al producir la emisión de gases de efecto invernadero provocan el calentamiento global que es el causante de irregularidades climáticas: Fuertes subidas de temperatura en áfrica e invierno muy crudo en Europa, ciclones, inundaciones, aluviones, sequías. La mayoría de las críticas al gobierno peruano son por la insuficiente ayuda para las víctimas, esto es totalmente cierto, pero su principal culpabilidad es su servilismo a los agresores del medio ambiente, sus amos, las grandes compañías multinacionales que están llevando aceleradamente a la humanidad a su extinción.

El gobierno de Bolivia, en forma responsable, señala esto y hace esfuerzos por contrarrestar esa acción exterminadora convocando a una conferencia mundial para tratar el tema. Las grandes compañías con sede en el norte del planeta manejan a sus gobiernos y a la gran mayoría de los de nuestros países pobres, como en el caso del Perú.

También manejan los grandes medios de comunicación. Durante mucho tiempo con su dinero pagaron “científicos” y “periodistas” para desmentir la existencia del cambio climático producido por la emisión de gases de invernadero. Con la intensificación del calentamiento, como ya era imposible negarlo, tuvieron que aceptarlo y se fingieron interesados en contrarrestarlo, esto produjo el llamado “Protocolo de Kyoto” que tomó acuerdos leves contra el calentamiento que ni siquiera fueron cumplidos. Para continuar engañándonos, la ONU convocó a la reunión de Copenhague del pasado diciembre. Como varios gobiernos de áfrica y otros lugares fueron sensibilizados por la tragedia que están viviendo sus pueblos y exigían que los culpables paguen por los daños, no se llegó a ningún acuerdo. Sin embargo, los amos del mundo encabezados por Obama quisieron engañarnos mostrándonos “acuerdos” que no existieron, lo cual fue desenmascarado por gobiernos opuestos a la farsa. Nuevamente la ONU convoca otra reunión de gobiernos sobre el tema para diciembre de este año en México. Ella será un fracaso más estrepitoso, lo que será positivo pues elevará la conciencia mundial de que los agresores del clima sólo fingen tratar de detener el calentamiento, pues son sus fabricantes. Decimos que será un fracaso mayor pues cuanto más aumentan los desastres, más gente se da cuenta de quiénes son los culpables y que no les interesa contrarrestar el calentamiento. Este proceso de concientización será fuertemente impulsado por la Conferencia Mundial de los Pueblos Sobre el Cambio Climático convocado por el gobierno boliviano para el 19 al 22 de abril próximo en Cochabamba. Los convocantes a la reunión tienen clara la culpabilidad del sistema económico actual por el cambio climático, lo condenan, exigen que los culpables paguen y muestran como único remedio el cambio de sistema. Como los amos del mundo ya no pueden engañarnos sobre las causas del cambio, tienen como una de sus estrategias hacer propaganda, mediante cursos y talleres sobre la “Adaptación al Cambio Climático”, probablemente en ellos enseñarán a nadar en el lodo o a no cultivar ni hacer viviendas en partes bajas, como si los pobres pudieran optar. Desgraciadamente mucha gente bien intencionada, inclusive progresista, cae en el juego. Es imposible adaptarse al cambio climático que año tras año será peor hasta llegar a la extinción de la humanidad. La tarea no es “adaptarse” para agonizar más lentamente. La tarea es, como acordó la coalición organizada en Copenhague: “Cambiemos el Sistema, no el Clima”. Sólo saliendo de este sistema en que las compañías privadas pueden calentar el mundo por decisión propia, lograremos erradicar el calentamiento. A quienes le echan la culpa de los diluvios en el Perú a la “Corriente del Niño” les preguntamos si el niño se hizo tan travieso que visitó la isla de Portugal, Italia, Uruguay, Buenos Aires, provocando inundaciones y aludes; además fue al áfrica a aumentar el calor y a Europa a provocar un invierno excesivamente frío. Esperamos que se extienda la conciencia de que quien sienta que algo debe hacer contra los desastres climáticos, es desenmascarar a sus causantes y reafirmar que debemos cambiar el sistema que cambia el clima, es la única forma de contrarrestar los desastres que no son naturales.

Aún no hay comentarios. »

Deja un comentario

HTML-Tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>