Lucha Indígena

LLAPA RUNAQ HATARiYNiN

Lucha Indígena 40

Lucha Indigena 40En Defensa del Agua

Lucha Indigena No. 40 PDF

La resistencia amazónica, Hunt Oil y los Amarakaeri || La defensa ante la mina en Piura || La resistencia Diaguita || Acteal || Grecia || Honduras || ¿Está capacitado Pizango para ser presidente?

Editorial

La Lucha por el Agua

El conflicto aún no resuelto en la provincia de Espinar, muestra que lo que hace unos pocos años se preveía como escenario futuro ahora ya es una realidad: la lucha por el agua. Los gobernantes y toda la prensa que controlan, se empecinan en querer mostrar un conflicto entre dos poblaciones, en este caso Cusco y Arequipa, cuando en realidad se trata de un enfrentamiento entre los intereses neoliberales y la resistencia de los pueblos.

El proyecto Majes Sihuas II es una gran obra de irrigación, cuyos beneficiarios directos son empresarios agrícolas, no comunidades ni la población arequipeña. El agua que quieren desviar de la cuenca alta del Apurímac, no sólo afectará el consumo de la provincia de Espinar, sino a todo proyecto agrícola que se pretenda desarrollar en la zona y en la cuenca del río, que atraviesa 9 provincias de Apurímac y Cusco. Al disminuir su caudal, alterará los ecosistemas de la zona, perjudicando a todas esas poblaciones. Está claro que el objetivo es perjudicar al agro, para obligar a las comunidades a aceptar la minería como única opción de desarrollo, pues precisamente en esa gran cuenca se halla la mayor cantidad de concesiones mineras.

La lucha de los k’anas de Espinar no es sólo de ellos. Este conflicto no está solo, en Canchis está el proyecto Salka Pukara, en la frontera de Cusco, Puno y Madre de Dios la hidroeléctrica de Inambari, en Tacna los conflictos de Ancomarca y Ticaco, en Cajamarca y Lambayeque hay otro. Y la mayoría están ligados a la explotación minera, que como sabemos, utiliza grandes cantidades de agua para funcionar.

El agua es el recurso disputado por las grandes empresas. El calentamiento global está afectando las fuentes de agua, por lo que las empresas se esfuerzan en apropiarse de fuentes que le proporcionen este recurso, aunque se lo quiten a las poblaciones y a la naturaleza misma. El neoliberalismo cree que puede arrasar con todo, seguir enriqueciéndose mientras pueda, mientras el cambio climático aún no termine de alterarlo todo. Creen que pueden seguir haciéndolo sin que nadie se los impida.

Pero muchos pueblos ya han reaccionado, están frenando esas ambiciones y así, están salvando al planeta.

En esta edición traemos también información sobre otros conflictos mineros y resistencias indígenas, del país y el continente, así como los ejemplos de resistencia y alternativas que -a pesar de los capitalistas y gobiernos títeres como el APRA-siguen naciendo y creciendo por todas partes.

Aún no hay comentarios. »

Deja un comentario

HTML-Tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>