Lucha Indígena

LLAPA RUNAQ HATARiYNiN

Lucha Indígena 31

Lucha Indígena 31

Allin Kausay El Buen Vivir

Lucha Indígena No. 31 PDF

Alternativa ante la crisis del capitalismo || Mujer Indígena || Calentamiento Global || Fiesta de la Coca || Las FARC masacran a indígenas Awá || La lucha por el agua ||

Editorial

El mundo está moviéndose más rápido de lo acostumbrado, las crisis ambienta-  les, económicas, sociales y humanas exigen las reacciones que los pueblos ve-  nimos desarrollando. En este panorama, los pueblos originarios llamados indíge-  nas son los que mejor están planteando los problemas, generando alternativas a  partir de sus diversidades, que han sabido resistir durante muchos años. Poco a  poco la idea del “buen vivir” se va difundiendo, cuestionando los mitos moder-  nos del progreso y el desarrollo.

La modernidad trajo desarrollo tecnológico e industrial, lujos innecesarios y pla-  ceres egoístas. En ese afán aniquilaron suelos, ríos, especies animales y vege-  tales, pueblos enteros; en ese afán dividieron la sociedad en clases, razas y  especialidades, creciendo todas las injusticias. Se trata de vivir bien y eso impli-  ca armonía entre las personas y con la naturaleza toda, a quien en runasimi  llamamos Pachamama.

Pero los pueblos indígenas no son los únicos que buscan reconstruir esa armo-  nía casi perdida. Organizaciones campesinas, juveniles, barriales, culturales,  ecológicas, de mujeres, gays y lesbianas, en fin, todos los marginados por el  sistema y todos los que ya no aceptan el orden existente. Ese “otro mundo  posible” está naciendo a partir de la diversidad y los aportes de todas las cultu-  ras, que felizmente aún no han sido aniquiladas por la modernidad capitalista.  Por eso la importancia de los indígenas, porque son la principal reserva de  diversidad y equilibrio.

En nuestro país, a pesar de que los pueblos originarios conforman la mayoría, la  cultura dominante sigue presionándonos para alienarnos, para que nos  avergoncemos de nosotros mismos y así puedan seguir dominándonos. Aquí la  tarea primordial es combatir esa agresión cotidiana.

Pero ya comenzaron las campañas electorales del 2011, ya son muchos los que  vuelven a plantear que la solución es llegar al poder y desde allí cambiar las  cosas. La mayoría ni siquiera tiene ideas claras de cómo harían esos cambios,  posiblemente acaben traicionando sus promesas como Alan García o se vean  incapaces de realizarlas como el presidente regional del Cusco (entre otros).  Felizmente en esta campaña no sólo estarán los políticos de siempre, ya hay  organizaciones que recogen el “buen vivir” y las raíces de nuestras culturas.  Saludamos su existencia y brindamos las páginas de “Lucha Indígena” para  informar lo que viniendo de ellos (y no sólo de ellos) ayude al fortalecimiento de  nuestros pueblos. Pero creemos más importante ayudar al surgimiento de pro-  cesos que vengan de los pueblos mismos, “de abajo”, para “construir poder”,  diferente, colectivo y horizontal, en lugar de sólo soñar con tomar el poder  existente, que ya sabemos injusto.

Vemos que eso ya está sucediendo, diversas organizaciones y colectividades  aprenden a mejorar su situación sin necesidad de que alguien se los enseñe, con  propuestas que van más allá de las centrales sindicales. No se trata de crear  nuevas centrales ni proponer nuevas ideologías. Recogiendo todos los aportes  posibles, pero sin la dominación de nadie (ni el más leído ni el más experi-  mentado), poner en práctica la democracia directa y así tomar el control de  nuestras vidas.

Para esta tarea es necesario romper el aislamiento impuesto por el sistema,  rechazar la desinformación que dan los grandes medios. Informarnos unos  a  otros, a partir de nuestros conocimientos y experiencias, tejer redes entre los  diferentes pueblos y sectores de la sociedad. El periódico “Lucha Indígena” es  una herramienta en esta tarea, una más entre muchas otras.

Aún no hay comentarios. »

Deja un comentario

HTML-Tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>